La complejidad y competitividad del entorno ha provocado un cambio en la concepción de los activos físicos de las empresas. Frente a un enfoque tradicional de utilización de los activos hasta su fallo, las corporaciones necesitan un modelo de gestión que se adapte a esta nueva forma de trabajar, basada en maximizar el valor del activo a lo largo de su ciclo de vida.

En CT ACTIVA acompañamos a nuestros clientes en esta transición, proporcionándoles servicios de consultoría y herramientas informáticas que permitan hacer sostenibles los nuevos procesos a lo largo del tiempo. Nuestro equipo dispone de amplia experiencia trabajando con IBM Máximo y GIM de TCMAN en entornos complejos y regulados y en distintas industrias, transfiriendo a nuestros clientes las competencias necesarias para hacer suyos los productos e integrarlos en su organización.